Publicado:
October 12, 2020

Validez de la firma electrónica bajo la legislación mexicana

4 min de lectura

Validez de la firma electrónica bajo la legislación mexicana

Vamos a terminar de una vez por todas con este debate: ¿la firma electrónica es jurídicamente válida?

Para saber si un documento se puede firmar electrónicamente en México, lo primero es definir qué tipo de documento es el que queremos firmar, ya que la validez de la firma electrónica depende de la clase de documento que requiera la firma y el estado de la república en el cual estemos firmando.

En esta ocasión, únicamente analizaremos los documentos de naturaleza civil y mercantil, que son los tipos de documentos más usados por las empresas y personas en sus operaciones diarias. Como regla general, la distinción entre un documento de naturaleza civil y otro mercantil, es que el segundo se celebra con la finalidad de especular comercialmente.

Algunos ejemplos de documentos de naturaleza civil son el arrendamiento de un departamento, la compraventa de una casa o los poderes generales para actos de dominio, administración o pleitos y cobranzas. Por otro lado, algunos documentos de naturaleza mercantil son las actas de asamblea de empresas, los títulos accionarios, los libros corporativos, los contratos de crédito o las comisiones mercantiles.

¿Qué dice la legislación mexicana

Debido a que la legislación civil en México tiene carácter local, la validez de la firma electrónica depende del Código Civil de cada estado. Actualmente, los Códigos Civiles de los siguientes 15 Estados son los que permiten la firma electrónica de documentos de naturaleza civil: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Colima, Guanajuato, Jalisco, México, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

En cuanto a documentos de naturaleza mercantil, el Código de Comercio es la ley aplicable. Esta es una ley de carácter general, aplica en toda la República y permite la firma electrónica de documentos de naturaleza mercantil.

Dicho lo anterior, hay que tener en cuenta que cada uno de los Códigos Civiles de los Estados mencionados y el Código de Comercio, establecen los requisitos que se deben cumplir para firmar electrónicamente documentos. Estos requisitos –en general– son similares, aunque existen algunas diferencias dentro de cada ordenamiento


¿Cuáles son los requisitos para que la firma electrónica sea válida?

Conforme al Código de Comercio, la validez de la firma electrónica de un documento existe siempre y cuando el documento en cuestión y su firma estén contenidos en un mensaje de datos que cumpla con las siguientes características:

Accesibilidad: el mensaje de datos debe ser accesible. Es decir, se debe poder acceder a él con posterioridad a que sea emitido.

Atribución: el mensaje de datos debe contener los datos que permitan identificar a la persona que firma el mensaje, además de manifestar que dicha persona está de acuerdo con la información contenida en el mismo.

Integridad: el mensaje de datos debe mantenerse completo e inalterado en el tiempo, sin importar el medio en el que esté guardado.

En adición a los requisitos anteriores, el Código de Comercio prevé los siguientes requisitos para que la firma electrónica de un documento sea considerada una firma electrónica avanzada:

  • Los datos que contienen la firma electrónica deben corresponder exclusivamente al firmante.
  • Los datos que contiene la firma electrónica al momento de la firma deben haber estado bajo el control exclusivo del firmante.
  • Debe ser posible detectar cualquier alteración hecha a los datos que contiene la firma electrónica después de firmar.
  • Debe ser posible detectar cualquier alteración hecha a la información contenida en el mensaje de datos firmado electrónicamente después de firmar.
"Un documento es válido y exigible tanto si ha sido firmado con firma electrónica simple, como con firma electrónica avanzada."

Un documento es válido y exigible tanto si ha sido firmado con firma electrónica simple, como con firma electrónica avanzada. Sin embargo, la firma electrónica avanzada hace que sea más difícil que cualquiera de los firmantes alegue no haber firmado el documento, por lo que proporciona una mayor seguridad jurídica a las partes.

En conclusión, un documento firmado con firma electrónica avanzada es completamente válido y exigible en caso de litigio. Nos encontramos en un momento muy especial en la historia, porque las empresas mexicanas comienzan a adoptar estas tecnologías, poniendo a México como pionero en América Latina y a la par de países líderes en transformación digital.

El cambio de paradigma ya empezó.




Sigue aprendiendo