Publicado:
June 6, 2022

¿Qué es una inversión y cómo atraerla a tu negocio?

autor:
Equipo editorial Tally
7 min.

Introducción

Para muchos, aquello que distingue al empleado común del hombre de negocios es la capacidad de ver en un gasto de dinero algo más que un desembolso: se trata de verlo como la posibilidad de un beneficio futuro.

A eso se le llama inversión, no es más que el pago del coste de una oportunidad. Esta es una de las herramientas predilectas de cualquier emprendedor o empresario.

¡Conoce el concepto de inversión y cómo atraerlas a tu negocio para potenciarlo!

¿Qué es una inversión?

El término «inversión» se refiere a poner una cantidad determinada de dinero en manos de empresas externas o de un conjunto de acciones, en aras de que este capital se incremente a medida que el proyecto de inversión para el que fue destinado se desarrolle satisfactoriamente.

La definición de inversión implica apostar a futuro. Como parte del proceso, el inversor renuncia a ciertos recursos financieros con vistas a percibir beneficios en un futuro incierto.

Esto supone un riesgo, ya que la devolución del dinero invertido nunca está garantizada, por lo cual la salud financiera de la empresa inversora puede verse perjudicada a lo largo del tiempo.

Las inversiones difieren en cuanto a su naturaleza, pero todas tienen una serie de elementos que las definen:

  • Un sujeto (inversor)
  • Un activo financiero (dinero)
  • La renuncia a una satisfacción inmediata
  • Un activo en el que se invierte
  • Una promesa de recompensa futura más o menos incierta

Constituye tu empresa en México de forma sencilla

Variables de una inversión

Como toda actividad económica, una inversión tiene como objetivo generar mayores ingresos para una organización. Independientemente de las opciones de inversión que se manejen, en todos los casos hay que tener en cuenta estas cuatro variables:

Rendimiento esperado

Toda inversión se hace con el objetivo de generar mayor rentabilidad para un negocio, pero la empresa o individuo que acomete la inversión debe tener clara la medición a partir de la cual se puede decir que una inversión cumple las expectativas. El riesgo está relacionado directamente con el rendimiento, considerando que a mayor rendimiento, mayor riesgo.

Riesgo aceptado

Esta variable guarda una relación directa con el rendimiento esperado. De nuevo, una inversión es una apuesta hecha con miras a obtener beneficios en un futuro incierto, por lo cual la recuperación del dinero gastado nunca está asegurada. Cada inversor tiene un criterio diferente y está dispuesto a asumir distintos niveles de riesgo: el conservador tiende a invertir en activos de menor riesgo, es decir, de menor rentabilidad; el agresivo, todo lo contrario; y el moderado se sitúa en un punto medio.

Tiempo de la inversión

Dependiendo del proyecto, este puede dar sus frutos en el corto, mediano o largo plazo. Mientras mayor sea el plazo, suele ser mayor el rendimiento obtenido.

Liquidez de la inversión

No es más que la prontitud con la cual se puede recuperar el dinero dirigido al proyecto y el costo de hacerlo. El volumen del mercado o empresa al cual se hayan destinado los fondos es lo que determina la rapidez con la cual se pueden recuperar.

Formas de conseguir inversión en una empresa o startup

Luego de comprender que hay distintos tipos de inversión y qué es lo que implica una, llega el momento de afrontar la fase más complicada del proceso, atraerlas a tu negocio. Para ello, cualquier empresario debe procurar que su organización cumpla con parámetros mínimos para que esta sea atractiva para que posibles inversores inviertan en ella su dinero.

El objetivo de cualquier inversor es aumentar su capital, apostando por empresas que sean escalables a partir de un impulso inicial. Esto quiere decir que los inversores buscan empresas que puedan lograr un crecimiento exponencial y un vertiginoso aumento de valor, con tal de generar cada vez mayor rentabilidad.

Existen múltiples formas de acceder a inversiones dependiendo de la etapa en la cual se encuentre tu empresa. Estas son las principales:

Inversión de los fundadores

En las etapas iniciales de una empresa, su crecimiento depende del trabajo de aquellos que la fundaron. El primer paso para hacer crecer tu empresa en el corto plazo es que los miembros fundadores de la misma inviertan una importante cantidad de su dinero en potenciar su idea de negocio.

Con esta inyección de capital comenzarán a materializar su idea y la posibilidad de atraer a inversores externos.

Inversión FFF (Friends, Family & Fools)

Si el proyecto avanza y los directivos se topan con dificultades para conseguir el apoyo de inversores profesionales, optar por la ayuda financiera de familiares, amigos, colegas y demás personas de su entorno que confíen en el negocio y destinen algo de su capital al mismo.

Préstamo bancario o línea de crédito

Si consideras que tu empresa cumple con los requisitos necesarios, como un buen historial de crédito y viabilidad económica, es una buena idea contactar con entidades bancarias y cajas de ahorros con la esperanza de obtener un préstamo.

Si la empresa sigue en etapas primarias y aún no ha podido generar números que puedan convencer a la entidad financiera de otorgar un préstamo cuantioso, siempre existe la opción de solicitar una línea de crédito.

Subvenciones y préstamos blandos

Muchos países ofrecen a empresas fundadas dentro de sus fronteras la posibilidad de recibir subvenciones y líneas de crédito para incentivar su crecimiento. Sin embargo, deben presentar su plan de negocio a un comité que evaluará la idoneidad de la inversión.

Equity crowdfunding (peer-to-peer)

Estos son eventos en los cuales participan potenciales pequeños inversores a los que se les da la oportunidad de obtener acciones de una empresa que se encuentre en etapas iniciales.

Business Angels

Se trata de profesionales en la inversión privada que no solo ofrecen su capital, sino que también su experiencia, conocimientos y punto de vista para hacer crecer un negocio y generar mayor rentabilidad.

Fondos de capital riesgo

Son firmas empresariales conformadas por inversores profesionales que gestionan su propio capital y el de una cartera de compañías para generar ganancias a través de la inversión en organizaciones que se encuentren en etapas avanzadas.

¿Cómo atraer inversionistas?

En definitiva, la captación de capital mediante la inversión se trata de volver tu negocio lo más apetecible para los peces gordos del mercado financiero.

¿Deseas recibir ese financiamiento que tanto necesitas para impulsar a tu empresa? En los últimos años, el ecosistema empresarial dicta que la mejor manera de obtenerlo es optimizando ciertas características en las cuales suelen fijarse aquellos dueños de capital ávidos de un buen negocio.

Entre esas características destaca el contar con una estructura de equipo ideal, en la cual los miembros fundadores cuenten con múltiples habilidades o cualidades complementarias, que puedan considerarse conducentes a un funcionamiento empresarial a la altura de su potencial.

Los directivos de tu empresa deben ser profesionales bien instruidos en educación financiera y con excelentes capacidades ejecutivas y resolutivas, además de mostrar una gran seguridad en si mismos.

Aunado a lo anterior, un potencial inversor siempre se fijará en la trayectoria de los directivos de tu negocio, por lo cual es importante que esta sea lo más amplia posible y verificable. 

De más está señalar que la honestidad es clave en cualquier relación empresarial. Sé sincero al exponer las métricas y el estado de salud financiero de tu negocio, pues esto puede causar una buena impresión a los inversores. Así como también, tener los aspectos legales de la empresa en orden.

Por último, es recomendable que estudies el trabajo de esos inversores. Averigua qué suelen buscar en un proyecto, cuál es su método de evaluación y otros aspectos con los cuales puedas obtener perspectivas que te ayuden en el proceso de persuasión. El fin del proceso debería ser crear una red de finanzas colaborativas con la cual sentar las bases para el crecimiento de tu negocio.

¡Ya tienes claro cómo atraer inversores a tu negocio! Ahora te recomendamos que comiences a constituir tu empresa con Tally para potenciar el aspecto legal de tu empresa.

Somos un aliado legal para cualquier emprendimiento.

Te ayudamos a crear una empresa desde cero, de forma 100% digital.
Descubre los beneficios

¿Te resultó útil este artículo?

Autor:
Equipo editorial Tally
Escrito por el
Equipo editorial Tally

Pablo Rocha

Founder

Ignacio Bermudez

Founder

Amaya Baliño

Legal

Mikel Fuentes

Growth

Nat Doronina

Directora de MKT

Xoch Abascal

Directora de Arte
Tally
Somos tu aliado legal

Queremos que te sientas ligero para hacer despegar tu empresa y para ello, hacemos los trámites legales más fáciles, rápidos y seguros. Desde el acta constitutiva y estatutos, hasta la creación y firma de actas de asamblea digitales, títulos accionarios y poderes legales.

Protegemos tu empresa y tu tiempo aprovechando las nuevas tecnologías.

Constituye tu empresa en México de forma sencilla

Sigue aprendiendo