¡Aniversario de Tally!
Obtén 2.500 pesos de descuento en tu Acta Constitutiva. Click aquí.
¡Aniversario de Tally! Obtén 2.500 pesos de descuento en tu Acta Constitutiva. Click aquí.

¿Qué es el RFC y por qué lo necesitas en tu negocio?

Descubre cómo se compone y su utilidad. Tally te ayuda a tramitar tu RFC.
Acerca de Tally
Somos un aliado legal para cualquier emprendimiento.

Te ayudamos a crear una empresa desde cero, de forma 100% digital.
Descubre los beneficios

Introducción

El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es la clave que le permite a la autoridad fiscal de México identificar la actividad económica de las personas dentro del país, según se establece en el artículo 27 del Código Fiscal de la Federación (CFF).

Es indispensable poseer esta clave para participar en actividades económicas, ya sea como persona física o moral. ¡Sigue leyendo para conocer la forma más fácil y conveniente de tramitar tu RFC!

¿Qué es y cómo se compone un RFC?

El Registro Federal de Contribuyentes es la clave única que otorga el gobierno mexicano a todas las personas físicas o personas morales (empresas) que tengan actividad económica en el país y que paguen o retengan impuestos frente al Servicio de Administración Tributaria (SAT). La longitud de esta clave va a variar dependiendo de si pertenece a una persona física o a una empresa.

El RFC de personas físicas está compuesto por 13 caracteres alfanuméricos que se van a determinar de la siguiente manera:

  • Primeros dos caracteres: la primera letra y la primera vocal del apellido paterno.
  • Tercer carácter: la primera letra del segundo apellido (si la persona no tiene un segundo apellido, se utilizará la letra «X»).
  • Cuarto carácter: la primera letra del primer nombre.
  • Quinto y sexto caracteres: los últimos dos dígitos de su año de nacimiento.
  • Séptimo y octavo caracteres: el mes de su nacimiento escrito en dos dígitos (por ejemplo, enero = 01).
  • Noveno y décimo caracteres: el día de su nacimiento escrito en dos dígitos.
  • Últimos tres caracteres: El RFC finaliza con la homoclave, la cual consta de tres caracteres asignados por el SAT para asegurar que sea una clave única e irrepetible entre todos los contribuyentes del país, y evitar que este se confunda con un RFC homónimo.

Por otro lado, el RFC de las empresas se compone de 12 caracteres alfanuméricos que se determinan de la siguiente manera:

  • Primeros tres caracteres: se determinan por las palabras que componen el nombre de la empresa. Por ejemplo, si el nombre de la empresa es Grupo Industrial Mexicano, los tres primeros caracteres serían «GIM». Las abreviaturas del tipo de sociedad no se toman en cuenta a la hora de asignar estos caracteres.
  • Cuarto al décimo carácter: Fecha de constitución de la empresa en el siguiente orden:
  • Los últimos dos dígitos del año de creación.
  • El mes escrito en dos dígitos.
  • El día escrito en dos dígitos.
  • Últimos tres caracteres: Al igual que en el de las personas físicas, estos representan la homoclave asignada por el SAT.

Constituye tu empresa en México de forma sencilla

Utilidad del RFC

Es indispensable contar con un Registro Federal de Contribuyentes para tramitar el pago de tus impuestos y cumplir con tus obligaciones fiscales.

Además, es necesario para acceder a sus cuentas bancarias, tarjetas de crédito, programas de seguridad social y de las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORES) o para usar el Fondo Nacional de la Vivienda para Trabajadores (INFONAVIT).

El RFC es necesario para que las empresas puedan presentar sus declaraciones periódicas y la declaración anual de impuestos, y para ciertos trámites como inscribir la empresa en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en la Secretaría de Finanzas para el pago del Impuesto sobre Nómina (ISN).

También es necesario para emitir recibos del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) de los trabajadores de la empresa.

Para registrar un RFC como persona física tienes que inscribirte bajo el Régimen de Persona Física con Actividad Empresarial, o Régimen de Incorporación Fiscal si se trata de un pequeño comerciante. Por lo tanto, tu RFC estará a tu nombre y el domicilio fiscal podrá ser el de tu vivienda u oficina. 

Cuando se trata de una persona moral o empresa, el Registro Federal de Contribuyentes se debe inscribir bajo la denominación o razón social de la empresa y bajo el régimen de Sociedad Anónima, indicando la fecha de constitución y la fecha de inicio de operaciones.

¿Cómo tramitar tu RFC?

Los trámites del RFC se deben realizar de manera presencial en las oficinas del SAT o a través del portal del Servicio de Administración Tributaria (www.sat.gob.mx). Para esto debes tener al menos 18 años de edad, ser ciudadano o residente de México y contar con una Clave Única de Registro de Población (CURP).

Si deseas hacer el registro del RFC de persona física a través de Internet, debes

  • Ingresar al portal del SAT.
  • Hacer clic en la opción «Obtén tu RFC con la Clave Única de Registro de Población (CURP)»
  • Introducir tu CURP y hacer captura del código de verificación que se genera automáticamente.
  • Corroborar que la información capturada corresponde a tus datos personales.

Si deseas hacer este trámite de manera presencial y asistir a las oficinas del SAT, debes

  • Pedir una cita en el portal del SAT
  • Asistir con una identificación oficial, acta de nacimiento o CURP y un comprobante de domicilio reciente.

Después de seguir estos pasos, en ambos casos el SAT te entregará una copia de la solicitud de inscripción, una cédula de identificación fiscal, el acuse único de inscripción al RFC y una guía de obligaciones fiscales. 

Esta guía le indica al contribuyente el período en que tiene que hacer declaraciones según el tipo de impuesto aplicable, como el Impuesto Sobre la Renta (ISR), Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), etc.

Para inscribir el RFC de una empresa debes:

  • Solicitar una cita a través del portal del SAT
  • Preinscribir a la empresa al llenar los datos solicitados en el portal
  • Concluir el trámite en las oficinas del SAT el día de la cita. Vas a tener 10 días hábiles después de la preinscripción para terminar el trámite en las oficinas del SAT.

Recuerda que la persona que tramite el RFC de la empresa deberá tener el poder notarial para actos de administración o una carta de poder en caso de representación legal.

Una vez que tengas tu RFC, lo puedes consultar en el portal del SAT con tu contraseña y tu e.firma, de esta manera también puedes consultar tus acuses y tu Constancia de Situación Fiscal.

Tally te ayuda a tramitar tu RFC

Tally es el aliado legal digital que necesitas para poner en marcha tu emprendimiento de forma fácil, rápida y segura.

Crea tu cuenta, sigue estos simples pasos y delega la burocracia legal que amerita un negocio:

  • Elige el nombre legal
  • Selecciona el tipo de empresa
  • Carga tus documentos
  • Revisa el proyecto de estatutos
  • Tramita tu RFC
  • Agenda tu cita.

Tramitar tu Registro Federal de Contribuyentes es un paso imprescindible en el camino para tener un emprendimiento exitoso: esta clave única se verá vinculada con todas sus actividades económicas y será tu identificación oficial frente a la autoridad fiscal.

Regístrate o agenda una asesoría legal gratuita con Tally en el horario que mejor te convenga, para que no pierdas tiempo ni gastes de más en estos trámites.

¿Te resultó útil este artículo?

¡Gracias por ayudarnos a mejorar!

Tally
Somos tu aliado legal
Queremos que te sientas ligero para hacer despegar tu empresa y para ello, hacemos los trámites legales más fáciles, rápidos y seguros. Desde el acta constitutiva y estatutos, hasta la creación y firma de actas de asamblea digitales, títulos accionarios y poderes legales.

Protegemos tu empresa y tu tiempo aprovechando las nuevas tecnologías.
Constituye tu empresa en México de forma sencilla
Más de 500 emprendedores han confiado en Tally
¡Sin perder tiempo y gastar de más!

Sigue aprendiendo