Cómo emprender un negocio exitoso en 12 pasos

Conoce los primeros pasos estratégicos, financieros y legales que debes dar para impulsar tu emprendimiento.

Introducción

La meta de los emprendedores es iniciar un negocio y hacerlo redituable en el proceso de crecimiento.

Para arrancar con solidez a trabajar en tu idea, conoce los primeros pasos estratégicos, financieros y legales que debes dar en este camino ¡Prepárate!

¿Qué es emprender?

Emprender es la capacidad que desarrollamos para cubrir una necesidad humana ofreciendo un producto, servicio o experiencia innovadora basado en una idea o concepto que lo diferencia del resto, o lo destaca como el mejor en su área.

Si lo vemos desde otra perspectiva, emprender también es crear una compañía, negocio propio o un negocio familiar sin la experiencia de un empresario. Esto implica una serie de retos y riesgos que pueden hacer tambalear las ganas de quienes inician el camino, o más bien impulsarlos hacia el éxito.

Los emprendimientos se caracterizan por ser ideas de negocios que aportan soluciones nuevas. Sin embargo, quienes deciden tomar este camino lo hacen movidos por la pasión y la motivación de hacer sus sueños realidad, y alcanzar la libertad financiera.

Por eso hay que mantener la constancia y la disciplina a largo plazo en el proceso porque los resultados llegan a medida que se progresa. Sabemos que el camino es menos arduo cuando se tienen los conocimientos necesarios, así que te compartimos aquí los pasos claves para iniciar.

QUE ESTE BUEN FIN
SEA UN EXCELENTE INICIO
¡Regístrate hoy!
Recibirás un descuento para crear tu empresa

12 pasos para emprender un negocio

Tener una buena idea de negocio no es suficiente para emprender. Necesitas dar una serie de pasos para poder concretar la idea. Debes tener en cuenta también que tomará tiempo, por lo que necesitas paciencia y determinación. Aquí te dejamos algunos pasos que consideramos indispensables:

1. Define qué te motiva a emprender: tus motivos deben ir más allá del dinero o del deseo de ser tu propio jefe. Solo así podrás sostener tu trabajo en el tiempo, sin aburrirte y sin tirar la toalla.

2. Analízate: ¿Tienes las herramientas necesarias para este desafío? ¿Estás dispuesto a aprender todo lo necesario para tener un negocio exitoso? ¿Estás consciente de que no será fácil? Atrévete a reconocer todas las virtudes y defectos que pueden influir en tus posibilidades de lograrlo.

3. Elige la idea de negocio: asegurar el valor de tu idea te puede hacer el camino hacia la producción de ganancias económicas menos difícil, y la perdurabilidad del negocio depende de ello. Sin embargo, no te limites: si es una idea que deseas, puedes hallar la vía más creativa para desarrollarla.

4. Realiza estudios de mercado y enfócate en un nicho: aprovecha el tiempo, capacítate en cómo hacer mejor mercadeo y segmenta a tus clientes hasta conseguir el nicho que puedes atender. Recuerda que, en pocas palabras, el nicho de mercado es la clientela más propensa a satisfacer su necesidad con tu servicio, quedar a gusto con el resultado y estar dispuestos a repetir la experiencia, lo que genera fidelidad para tu negocio. Esta es una etapa importante de cualquier negocio o emprendimiento que quiera destacarse con su oferta.

5. Define un modelo de negocios: este paso representa una gran tarea por delante porque es el eje central de cualquier buen negocio. Define cuál es tu propuesta de valor, cómo vas a generar dinero, qué te hace diferente a otros, cuál será tu producto o servicio y quién es tu público objetivo. Con todo esto podrás fortalecer tu emprendimiento.

6. Haz tu plan de negocios: el plan se diferencia del modelo porque no te dice qué vas a hacer, sino cómo lo vas a hacer. Por eso incluye las estrategias que seguirás con tu marketing en redes sociales y en físico, la rentabilidad del plan, objetivos del emprendimiento, y finalmente la misión, visión y valores que guían a tu empresa.

7. Forma tu equipo de trabajo: esto será clave para poder llegar a la meta con más seguridad. Rodéate de gente capacitada y comprometida con el proyecto al que los estás sumando. Puedes comenzar contratando a algunos freelancers o trabajadores a tiempo parcial para probar. Lo más importante es que seas inteligente al invertir en tu capital humano.

8. Busca apoyo financiero: existen múltiples vías para financiar proyectos emprendedores. Programas estatales de apoyo al emprendedor, opciones de crowdfunding que ayudan a startups con una inversión inicial para dar sus primeros pasos y otras oportunidades de negocios que puedes ofrecer a inversores que crean en ti. Busca ese tipo de apoyos.

9. Sal al mercado: lanza un producto mínimo viable (conocido como MVP, o minimum viable product en inglés), para testear la oportunidad que tienes en el mercado. Estudia toda la competencia que puedas tener para el producto innovador que estás lanzando y resalta tus atributos más fuertes.

10. Establece un plan de marketing que te ayude a desarrollar tu nicho de mercado, a divulgar tu nuevo negocio y a armar tu página web. Si en tu página haces un espacio para contenidos de lectura o publicaciones para blogs, puedes aplicar mejoras de search engine optimization (SEO) para posicionarte mejor en los múltiples buscadores disponibles y conseguir nuevos clientes.

11. Analiza los resultados y especialízate: esta es una tarea fundamental en el proceso de emprender un nuevo plan de negocios, porque sin el análisis de resultados no hay forma de conocer en qué estamos fallando y tampoco forma de aprender lo que nos hace falta para que todo marche sobre ruedas.

12. Establece alianzas estratégicas: apoyarte con otros emprendedores ayuda a que el camino deje de ser solitario y sea más  de crecimiento compartido. También existe la opción de establecer alianzas con otras empresas ya reconocidas que se propongan apoyar la formación educativa de emprendedores. ¡No dejes pasar tus oportunidades!

Constituye tu empresa en México de forma sencilla

Puntos claves para que tu negocio sea un éxito

El éxito de un negocio no está definido antes de empezar a trabajar. Si quieres que sea rentable y exitoso debes considerar varios puntos, entre los que están la planificación, trabajo constante, búsqueda de oportunidades y tolerancia a la frustración. ¡Y hay más! Toma nota para que tu proyecto goce siempre de buena salud:

  • Analiza tu nicho de mercado: estudia cuáles son las posibilidades de que tu negocio ofrezca algo indispensable para un público muy determinado y específico. Busca empatizar con esos clientes y generar fidelidad al proyecto con cada acción dirigida a tu nicho.
  • Legalízalo: Constituye tu empresa de forma debida ante las leyes. Estudia quiénes ofrecen servicios de asesoría legal para el registro de emprendimientos, plantea tu negocio y evita percances inesperados.
  • Establece metas financieras: checa tu estado financiero, de cuánto dispones, cuánto necesitas invertir en costos y luego traza un mapa directo a la meta financiera y a las utilidades del proyecto. Ten presente que esta debe ser una meta realista para que veas algunos avances. No plantees cifras que no sabes si puedes alcanzar.
  • Invierte en tecnología y asegura tu presencia en el mundo digital: esto es más importante de lo que muchas personas creen, una imagen construida y posicionada ante todo el público genera más confianza en los clientes e inversionistas. Especializa tu creación de contenidos con diferentes objetivos según las redes sociales de las que dispongas, así verás mejores resultados.
  • Suma nuevos clientes cada día: así te asegurarás de tener trabajo todos los días, porque no solo debes mantener el negocio en sí mismo sino porque debes atender a tus clientes o usuarios y lograr que se vayan satisfechos. En primer lugar para que vuelvan, pero también para que recomienden tus servicios. Atraer nuevos clientes abre las puertas a la expansión del negocio.
  • Mejora tu propuesta de valor: sé claro, conciso y ve al grano cuando escribas qué es lo que en realidad le aporta tu proyecto a la sociedad y qué lo hace muy distintivo a los demás. Revisar y definir cuál es tu valor de negocio cada cierto tiempo te capacita para ver el emprendimiento con otros ojos, para ir más allá de lo económico.
  • Fortalece tus alianzas estratégicas establecidas: una buena idea es compartir información, espacios e ideas con otros emprendedores a los cuales puedas apoyarte y que, a su vez, complementen a tu proyecto de emprendimiento. El networking podría ayudarte a llegar un poco más lejos.
  • Piensa en escalar tu negocio para multiplicar tus ingresos: siempre hay espacio para el crecimiento de un negocio, para ello debes informarte, capacitarte y estar atento. Los emprendimientos por naturaleza tardan en salir a flote, pero si entiendes cómo detectar y aprovechar los momentos de invertir en tu propia empresa, podrás crecer de forma sostenida en el tiempo. Crecer implica lograr un negocio rentable con múltiples ingresos de dinero.
  • Sé ordenado con tus finanzas y las del negocio: las finanzas personales y las del negocio propio o familiar pueden estar separadas por una línea muy delgada, dependiendo de los hábitos financieros que apliques. Es vital que tengas muy presente esa línea, y que entiendas que esa diferencia debe respetarse en tu propia empresa.
  • Crea diversas fuentes de trabajo: parte del proceso de emprender también es impulsar y motivar a otros a seguir tu ejemplo. Al integrar a otras personas a nuestro proyecto ofrecemos un espacio para la diversidad de visiones, esta variedad de opiniones forma parte de las herramientas necesarias para el enriquecimiento de tu nuevo negocio y de tu equipo de trabajo.
  • Planifica una adecuada gestión de ventas: vender tus productos puede ser de las tareas más complejas cuando no tienes claro cómo funcionan las ventas. Aprende estrategias inteligentes que faciliten el desarrollo y consolidación de tu estructura de ventas. Puedes consultar los libros de Jurgen Klaric, especialista en neuromarketing, para que aprendas a venderle «a la mente y no a la gente».
  • Comunica tus ideas de una forma sencilla, elocuente y única: darle una voz propia a tu proyecto te capacita para consolidar una mejor estrategia de marketing digital, siempre con el objetivo de satisfacer al usuario que consume tus contenidos y apoya tu proyecto. Un ejemplo de cómo fortalecer este proceso es contactar a influencers para que hablen de tu marca, pero debes evaluar si este tipo de promoción se adapta a la imagen de tu emprendimiento.

Trabajar en estos puntos claves te ayudará a encontrar mejores formas de rentabilizar tu negocio a mediano y largo plazo, aunque también existen formas más inmediatas que se sirven de las  plataformas digitales.

Cada emprendedor tiene que hallar la vía que mejor satisfaga sus necesidades económicas, su tipo de negocio, su expansión y su rentabilidad para hacerse un espacio en el mercado el día de mañana.

Ideas rentables para emprender un negocio

Las herramientas gratuitas como las redes sociales y los planificadores digitales para equipos han permitido la evolución de innumerables emprendimientos. Si estás buscando en qué emprender y diversificar tus ideas de negocios, aquí te hacemos la tarea fácil con algunas ideas rentables para construir un negocio propio:

  1. Asistente virtual: si eres una persona muy organizada y no tienes mucho presupuesto para iniciar, esta es una buena opción. Presta tus servicios como asistente remoto para empresas o marcas personales que necesiten de tus habilidades.
  2. Community Manager: si eres un apasionado del marketing digital, puedes capacitarte como community manager para llevar las redes sociales de otros y conectar con diferentes comunidades virtuales.
  3. E-commerce o comercio electrónico: arma tu tienda virtual y publica tus productos con regularidad para que concretes ventas online sin necesidad de una tienda física. Este tipo de estrategias te impulsan a llegar a más personas que pueden ser clientes potenciales para tu negocio.
  4. Organización de eventos: tal vez este es uno de los oficios más complejos para emprender, pero si esto entra entre tus fortalezas, considéralo como una gran oportunidad para el desarrollo de un negocio personal, próspero y exitoso.
  5. Expresiones artísticas: en caso de que te inclines por las artes, puedes desarrollar manualidades o diseño artesanal como estrategias para enriquecer tu portafolio de trabajo. Algunos artistas prefieren desarrollar un podcast para hablar de su trabajo, de otros artistas o de diferentes corrientes, y otros prefieren vender sus trabajos en plataformas digitales independientes como Patreon.
  6. Haz marketing de afiliados: aquí cobras comisión por impulsar las ventas de cursos o productos online que realizan otros emprendedores o empresas reconocidas en el mercado. Algunas plataformas para esto son Hotmart o Amazon.
  7. Desarrollo de páginas web o apps: esta es una vía frecuente para muchos jóvenes que desean ser su propio jefe y aprender a ofrecer soluciones tecnológicas para quienes lo necesiten, para ello aplican sus conocimientos en lenguajes de programación para dar vida a sitios web. Dispones de muchas páginas con cursos para aprender a ser un desarrollador de primera línea.
  8. Diseñador gráfico: un oficio movido por la pasión, que necesita de profesionales muy especializados para desarrollar proyectos. Puedes probar emprendiendo en el área de diseño de usuario (UX) para algunas aplicaciones o startups que requieran de estos servicios.
  9. Escritor fantasma: si tienes talento para la redacción de textos, puedes optar por ofrecer tus servicios a clientes que necesiten de textos bien escritos. También puedes aplicar para algún trabajo de redacción SEO si tienes los conocimientos necesarios para posicionar contenidos en buscadores.
  10. Ilustrador: hay un buen espacio en el mercado para todos los que están apasionados por crear universos de emociones con sus trazos. Actualmente muchos emprendedores buscan impulsar su plan de marketing utilizando menos palabras y más imágenes para contar sus historias, así que hay trabajo para desarrollar tu negocio personal ilustrando para otros.

Requisitos para emprender en México

La rentabilidad del emprendimiento también está sujeta a otras características que no podemos desatender. Un ejemplo son los requisitos legales establecidos por México para constituir un emprendimiento, por eso te detallamos cuáles son los que debes tomar en cuenta para que tu negocio esté libre de contratiempos legales:

  • Elegir el tipo de persona y de sociedad mercantil: la denominación del tipo de sociedad mercantil que vas a registrar te permitirá trazar mejor los fines lucrativos de tu emprendimiento. Entre los tipos de sociedad más comunes están la Sociedad Anónima de Capital Variable (S.A de C.V) o la Sociedad Anónima Promotora de Inversión de Capital Variable (SAPI de C.V).
  • Seleccionar la denominación o razón social de la empresa: definir este aspecto de tu emprendimiento a tiempo te ayudará a explicar ante la ley qué es tu negocio y por qué lo llevas a cabo.
  • Crear y registrar la empresa: es un proceso obligatorio para operar en el mercado, permite que demos un primer paso hacia la formalización del negocio emprendido y habilita producir dinero bajo el nombre del registro empresarial.

A menudo pensamos que emprender es un camino fácil porque nos acerca a la independencia laboral, financiera y horaria. Incluso existen muchos proyectos que no aportan ideas innovadoras, pero que también son considerados emprendimientos. Dependiendo del país habrá más o menos restricciones.

En México el concepto «emprendimiento» abarca una proporción importante de la actividad económica. Con apoyo privado y estatal el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (pymes) se ha consolidado hasta integrar los negocios familiares y a quienes se inician en estos procesos comerciales en una misma visión, denominándolos a todos emprendedores.

Puedes apoyarte en esta idea para investigar más oportunidades y desarrollar tu negocio empresarial o artístico; también para conseguir diversas opciones de financiamiento o para estrechar relaciones con otros emprendedores que crezcan a la par contigo.

Pon tu negocio en orden

Más allá de lo que podamos aportar con nuestras innovaciones en productos y servicios, también debemos cumplir con aspectos legales necesarios para registrar la empresa que deseamos.

En Tally simplificamos los trámites que viste en el punto anterior para que puedas registrar tu empresa de manera fácil, rápida y segura. El proceso se lleva a cabo a través de nuestra plataforma digital a un costo muy bajo. Solo debes registrarte y tener a mano los siguientes requisitos:

  • Nombre legal: el nombre definitivo que representa a tu proyecto ante las leyes de México.
  • Tipo de empresa: se refiere al tipo de sociedad que define a tu emprendimiento para producir dinero o invertir bajo una modalidad y no en otra. Los tipos de sociedades más comunes son la S.A de C.V y la SAPI de C.V.
  • Proyecto de estatutos: presentación que incluye los documentos legales que demuestran la composición de una sociedad, su orden y su funcionamiento.
  • Tu Registro Federal de Contribuyentes (RFC): documento que te avala como un proyecto habilitado para la contribución fiscal ante la ley y ante el país en el que opere el emprendimiento.


Recuerda que lo mejor es constituir tu emprendimiento con el acompañamiento de profesionales. Con nuestra asesoría legal también facilitamos los mecanismos para que diseñes un plan de acciones para fundadores, personas claves del proyecto e inversionistas, que podría resultarte útil a futuro.

Anímate y construye soluciones con tu emprendimiento. Ten la plena confianza de que cuentas con nosotros. Ante cualquier duda sobre cómo constituir tu empresa, agenda una cita de asesoría legal gratuita.

¿Te resultó útil este artículo?

¡Gracias por ayudarnos a mejorar!

Tally
Somos tu aliado legal
Queremos que te sientas ligero para hacer despegar tu empresa y para ello, hacemos los trámites legales más fáciles, rápidos y seguros. Desde el acta constitutiva y estatutos, hasta la creación y firma de actas de asamblea digitales, títulos accionarios y poderes legales.

Protegemos tu empresa y tu tiempo aprovechando las nuevas tecnologías.
Constituye tu empresa en México de forma sencilla
Más de 500 emprendedores han confiado en Tally
¡Cuida tu idea sin perder tiempo y gastar de más!

Sigue aprendiendo